Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘LUGARES’ Category

Carry on”.

Así termina la mítica frase británica.

Esta frase ha sido y es usada para todo tipo de merchandising: bolsas de tela, imanes, tazas, camisetas y cualquier accesorio que te puedas imaginar (los que no te imaginas, también). Con el tiempo han hecho variantes como por ejemplo: “Keep calm and drink tea”, “keep calm and eat cupcakes”, “keep calm and play music”, “keep calm and call Batman”, “don´t tell me to keep calm”, en fin, miles de frikadas.

Acabo de volver de Londres y estaba frita por hacer una entrada chula sobre la ciudad de los mercadillos, los parques preciosos y las tiendas originales, así que no esperes encontrar aquí un recopilatorio de los monumentos más visitados.

Podría decir de Londres que me encanta, pero se queda corto. Londres me alucina, me fascina… ¡¡ME FLIPA!! 🙂 La última vez fui hace tres años con mis amigas de siempre, Emma y Natalia, y me lo pasé bomba. Las expectativas estaban muy altas, pero Londres nunca defrauda 🙂 geniaaal una vez más.

Parques y jardines: para mí los más chulos son St James´s Park, Green Park, y Soho Square Garden, un jardincito con una casita en medio que se encuentra en una perpendicular a Oxford Street. Por supuesto el mítico Hyde Park y Regent´s Park son de visita obligada, de paseo, de picnic, de siesta…

DSC_2049-1

DSC_2036

Comer: con el tiempo, los burguer han dejado pasado a distintas cadenas de comida rápida algo más sana. Cadenas como Café Nero, Pret a manger, Starbucks, Costa, Le Pain Coutidien, etc, inundan las calles. En los típicos pubs te encontrarás una masa de gente bebiendo cerveza en la calle (si hace bueno) a la salida del trabajo, pero si te sumerges en la oscuridad y la moqueta (sí, moqueta por todos sitios, puffff, ) puedes comer bien. Como no podría ser de otra manera, las diferentes culturas están reflejadas de manera culinaria también; puedes encontrar restaurantes impresionantes de comida de todas partes del mundo. En el Soho, hay un restaurante que se llama Vegan Routes, vegano, ubicado en un autobús de dos plantas rojo (pincha en el enlace y te llevará a un vídeo).

Transporte: caro no, lo siguiente tampoco, es el escalón más alto. 4,50 libras (es decir, aproximadamente 5,20 €) es lo que vale un billete sencillo de metro, en fin, sin comentarios. Yo te recomiendo que vayas andando todo lo que puedas, además de ahorrarte esa pasta, descubrirás sitios mágicos.

Tiendas: hay calles que son de tiendas por excelencia como Oxford, Regent o Brompton, tipo Gran Vía en Madrid, por establecer algún tipo de comparación. Luego, Carnaby Street o Neal´s Street son más pequeñitas y peatonales y hay tiendas de marcas y otras menos convencionales. En Denmark Street podrás encontrar montones de tiendas de música.

Algunas tiendas: Paperchase (una papelería increíblemente chula), hay varias en Londres, pero la más grande está en Tottenham Court Road, tiene tres plantas de cosas monísimas, me quedaría a vivir a ahí. Fortnum and Mason, es una tienda de 4 ó 5 plantas en Picadilly Street de delicatessen de comida, ropa chic y accesorios. Sass Belle, todas las cucadas y monerías que te puedas imaginar para la casa. Harrods, qué decir de esta tienda si está todo dicho, a mí me alucina la parte de juguetes y la de cosas de la marca de Harrods como bolsitas, imanes, bolis, etc. Foyles, de libros, discos, papelería, partituras (¡¡muy baratas!!) y tiene un café.

PicsArt_1376070782117

Mercadillos: el de  Camden Town es mi preferido. Acércate un domingo por la mañana y podrás flipar a tope. Puestos de todo tipo, comida de todas las partes del mundo y tiendas de lo más variopintas como Cyberdog. Si vas a Camden no dejes de hacer una visita a esta tienda de ropa futurista, accesorios súper raros y sexshop, sin duda no te dejará indiferente.

DSC_0407

DSC_0410

El de Portobello Road es todos los sábados de 9 a 19 h y es de antigüedades y cositas en estilo vintage. Tienes que bajarte en la parada de Notting Hill Gate y seguir a la masa, en serio, es muy tremendo la cantidad de gente que va, así que conviene madrugar. La zona de Notting Hill es chula, con casitas bajas y jardines muy cuidados.

PicsArt_1376158262238

 

 

 

 

Otros mercadillos que te pueden interesar son el de Spitalfield, el de Columbia Road (de flores) y el Borough (de comida). Si pinchas en cada uno de los enlaces podrás ver la situación, horarios, novedades, etc.

 

 

 

 

Convent Garden, imprescindible. No es exactamente un mercadillo. Está abierto todos los días y hay tiendas de todo tipo, puestos de comida, música en la calle… ¡¡Precioso!!

Un descubrimiento: Neal´s Yard. Un rinconcito de colores vivos, para tomar un zumo de frutas y descansar de caminar. Al ladito de Neal´s Street, enfrente hay un centro comercial chulo que se llama Thomas Neal.

DSC_1955

DSC_2040

Espero que este trocito de Londres te haya gustado y te sirva si vas de viaje.

Nos vemos en próximas entradas.

 

 

 

Read Full Post »

¿No sabes dónde cenar un sábado por la noche? ¿Estás cansado/a de ir siempre a los mismos sitios? ¿Te gusta lo exótico?

Hoy te recomiendo Kimbumbu, un restaurante en pleno centro de Madrid con aromas y sabores del continente africano.

Ayer por fin conseguí cenar en Kimbumbu ¡¡a la tercera va la vencida!! Llegamos tarde y no hubo ningún problema con la reserva. Es importantísimo reservar, porque sino lo más seguro es que te tengas que dar la vuelta.

kimbubu250381_346524

Fui con mis amigas Ana y Monse y nos encantó, pedimos una ensalada de papaya y espinacas, otra de manzanas dulces y un pollo a la calabaza; todo estaba impresionantemente rico, muy bien presentado y con buenas cantidades. Volveré sin lugar a dudas.

Resumen:

Cosas buenas: la comida, la relación calidad precio (inmejorable), la decoración, la ubicación del restaurante y que no te meten ningún tipo de prisa para que te vayas, ahí te puedes quedar charlando en relax.

kimbubu250381_123060

Cosas mejorables: la iluminación es escasísima, cuando el restaurante está lleno se nota que hace falta más personal porque el servicio se hace un poco lento, y una carta un poco escasa (el pollo es la estrella).

kimbumbu_pxl_fc0c0da6621072cd2d80a8cfb4c16fa6

Cosas curiosas: en el baño, el lavabo está en el suelo y tiene un aspecto como si fuera una fuente, las sillas, que se introducen totalmente dentro de las mesas y se mueven como si fueran dentro de railes, y en algunas mesas tienen una parte para guardar el bolso y el abrigo.

¡¡¡¡Feliz semana!!!!

Las huellas de las personas que caminaron juntas nunca se borran (proverbio del Kongo)

Read Full Post »

Creo que cuando llegué el año pasado a Málaga, La Habitación de Kate fue la primera tienda que conocí y desde ese momento me enamoré; no es sólo lo que venden (ropa y complementos, entre otras cosas, súper originales) sino la manera en que está decorada y lo encantadoras que son sus dueñas. La Habitación de Kate está en Málaga, en pleno centro histórico (Calle Ollerías 12), y yo vivía justo al ladito, vamos, una auténtica perdición…

Abrieron hace cuatro años y medio, convirtiéndose en la primera tienda en Málaga que vendía moda de jóvenes diseñadores, complementos hechos a mano, etc. De esta forma empezaron a dar salida a su propio deseo.

 

El nombre de la tienda es original a muerte. Buscaban montar un negocio de carácter intimista, una habitación en la que poder curiosear; y Kate porque les encanta el estilo de la modelo británica Kate Moss. Ellas mismas describen su tienda como una habitación en la que puedes entrar a curiosear y donde seguro encontrarás pequeñas joyas únicas que no pasan de moda, todo con un aire vintage y muy brittish.

Siempre tienen cosas nuevas, sí sí, estas chicas se mueven bastante para traernos cositas muy lindas, y no sólo de diseñadores españoles, sino también del extranjero, buscando siempre originalidad y calidad.

En estos más de cuatro años también han organizado mercadillos de jóvenes diseñadores  y diseñado piezas de bisutería y bolsos. Ahora están con un proyecto genial, un mercadillo de ropa de segunda mano, “Contigo Pan y Cebolla”, con el que se pretende dar salida a prendas que estén en buen estado pero que ya no te pones. El próximo mercadillo de este tipo será el próximo jueves 11 de abril en el Hotel Molina Lario de Málaga de 19 a 22.30 horas.

Y la cosa no queda aquí, también han salido en la prensa local, en revistas como Marie Claire, Telva, Elle o El País Semanal, y les dedicaron un espacio en el programa Tesis de Canal Sur Dos.

La habitación de Kate para mí es un básico en Málaga. Yo si me paso nunca salgo de vacío, es que es IMPOSIBLE.

Si estáis un poquito lejos para venir por aquí, podéis visitar su página web para comprar online, si es que no hay excusa!!!

Las podéis seguir en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest.

¡¡Mucho éxito chicas!!

 

 

 

Read Full Post »

Según yo:

Se acercaba nuestra primera Navidad y yo te quería sorprender con un regalo que fliparas. “¡Abajo los pijamas y las colonias!”, pensaba yo. Empecé a investigar sobre qué espectáculo te podría gustar, qué spa, qué cata de vinos.. en fin todas esas cosas que están tan de moda regalar y que son muy socorridas, pero no me terminaba de convencer ninguna. Madre mía, la fecha se me echaba encima y no tenía nada, ¡¡NADA!! La supuesta felicidad navideña se tornó en ansia; tuve momentos en los que casi me rendí y a punto estuve de sucumbir a la moda íntima, pero no, luché hasta el final y tuve mi gran idea, ¡¡regalarte un viaje a Marrakech!! Yo siempre había querido ir, así que pensé que si te lo regalaba mataba dos pájaros de un tiro, jajaja.

Todos lo momentos de estrés previos tuvieron su recompensa al ver tu reacción ante el regalo. ¡¡Nos íbamos a Marrakech!!

Después de esperar casi dos meses para que llegara la fecha de nuestro viaje y de intercambiar unos cuantos correos con el Riad donde íbamos a quedarnos y del cual nos iban a recoger al aeropuerto, llegamos y no había esperándonos ni “perri”, bueno, perdón, estaba llenito de chóferes de cientos de Riads y hoteles, menos el nuestro. Decidido cual torito que sale al ruedo, te lanzaste a llamar al Riad y poner a prueba tu francés nivel experto (claro que tú esto no lo sabías, porque te había dicho que hablaban español..). Resultó que el chófer había estado allí todo el rato, bueno, eso dijeron y nosotros dijimos que naranjas de la china, en fin, no valía empezar discutiendo medio en francés-español-inglés, así que seguimos a nuestro chófer hasta su taxi (o lata con ruedas).

Cuando nos empezamos a sumergir en el ambiente marroquí yo te miraba para ver qué caras ponías cuando veías motos adelantándonos con 2, 3 y hasta 4 ocupantes (y, por supuesto, sin casco),  burros por los arcenes o 7 personas metidas en un coche pulga. Aquello era un descontrol, todo un mogollón de personas moviéndose en todo típico de transportes y en todas las direcciones posibles. De repente, paramos en un sitio y nos dice el taxista que nos bajemos y que otro hombre nos llevaría al Riad (luego supimos que era el dueño del alojamiento), a ti yo te veía con una cara turbia flipante, como diciendo “éstos nos la van a liar”; a mí me hacia gracia porque yo iba tan pancha, la verdad es que soy bastante confiada. Después de atravesar la famosa plaza que días después nos la conoceríamos a la perfección, llegamos al Riad. El Riad Marrakiss tiene un patio interior muy lindo, unas habitaciones en estilo árabe preciosas aunque un tanto pequeñas y faltas de intimidad y una azotea desde la que puedes observar toda la ciudad.

Esos días en Marrakech fueron de relax, de compras, de mezclas de olores nuevos, de descanso… Bueno, eso desde luego no pasó la primera noche, que a las 5 y pico de la mañana escuchamos la llamada a la oración y yo empecé a maldecir como si no hubiese mañana. Una vez superada la primera noche, las posteriores ni me enteré. La verdad es que es una pasada cuando una mezquita empieza la llamada a la oración (como las campanas de las iglesias aquí) y el sonido de las diferentes mezquitas se funde con el bullicio de esa ciudad en la que parece que se haya detenido el tiempo.

Como todo el mundo trata de venderte algo al principio estábamos un poco agobiados, pero como tú bien dijiste era porque nos veían cara de guiris de primer día, el resto de los días se nos veía más curtidos después de tantos y tantos noes dichos.

¡Qué decir de la comida! Mi estómago sobrevivió sin Omeprazol, ¡¡no daba crédito!! Yo que siempre padezco ante esos cambios culinarios estaba como si nada. Comimos cous-cous hasta hartarnos, bueno creo que tú estabas tan pancho, pero yo acabé de las verduras y garbanzos esos hasta el moño. De lo que no me cansé fue de comer en los chiringuitos que ponían por la noche en la plaza Djemaa El Fna carne de dudosa procedencia. Qué a gustito estábamos allí en ese ambiente con encantadores de serpientes, grupos de música, cuentacuentos, aguadores, los puestos de venta de dientes… ¡¡Qué vida de plaza!!

Después de este primer viaje oficial juntos me quedo con ganas de más.

181032_10151462944899539_118943629_n

Según tú:

Yure, para mí el viaje a Marrakesh supuso toda una aventura. Mi motor de arranque fuiste tú, con tu regalo de reyes (aunque yo lo llamaría: “ponerme a prueba”).

Se juntaban demasiadas primeras veces. Mi primer viaje contigo, mi primero a un país árabe, el primero en Low cost y el primero en hacerlo con minimaleta. La llegada fue caótica, bajamos del avión y había que rellenar un formulario de entrada a Marruecos. En ningún sitio te avisaban de que había que rellenarlo por lo que muchos hicieron cola para entrar y se tuvieron que volver a rellenar el papelito. Había 15 puestos para rellenar y NI UN SÓLO BOLÍGRAFO. Menos mal que ibas preparada.

Después del paso por el control de entrada y pasaportes nos encontramos con 30 personas que aguardaban para recoger a alguien.Cada uno con su cartel y un apellido escrito. No había cartel con nuestro nombre por lo que mi pensamiento fue: “joder, empezamos bien!!!!”. Pasados unos minutos llamé al hotel y acto seguido apareció como por arte de magia la persona que nos tenía que recoger. Nos debió confundir con Espinete y Don Pinpón porque quería convencernos al estilo Jedi, de que era uno de los 30 que esperaban con su cartelito. A mí esto me tocó bastante los …… y decidí ponerlo en su sitio, hasta que me acordé de que lo que le quería decir, lo tenía que hacer en francés. Y decir en francés ¿Te crees que somos gilipollas? no me sonó a la altura de las circunstancias, así que al final desistí y respiré hondo para relajarme.

A relajarme hasta que nos subimos a un coche del 2013 antes de Cristo. La circulación y el pilotaje del Jedi eran una auténtica locura.Estuvimos a punto de pillar a un montón de peña. De repente el taxista para y nos esperaba otro tío que decía que era del hotel. (no tenía ninguna identificación o logotipo del hotel).Lo acompañamos y empezó a meternos por unas callejuelas…, por un momento pensé: ” yo no sigo andando”. He de reconocer que soy muy desconfiado. Al final llegamos enteritos al hotel.

Detalles como que:

-La gente no para de hablarte y ofrecerte cosas.

-En las tiendas no hay precio en los productos. Es decir que se supone que tienes que regatear si o si porque te dan un precio 8 veces superior de inicio.

-A las 5 y pico de la madrugada unos altavoces a toda voz invitan a la oración, aunque a mí me invitaban a otra cosa.

-No hubiera Mc Donalds.

Hacían que me sintiera un poco incómodo.

 

 

Pero detalles como:

-El precio tan barato de las cosas.

-Lo buenos artesanos que son.

-Cous cous riquísimo.

-La vida en los zocos. El color de las tiendas, el olor a cuero y especias, la belleza de sus lámparas, la forma en la que se buscan la

vida.

-La magia de la plaza principal de allí.

-El mundo tan diferente y tan cerca de casa.

Me cautivaron.

 

Yure, Gracias por nuestro primer viaje y por los que nos quedan por hacer.

11272_10152118996328484_136767174_n

Read Full Post »

A pesar de ser una persona muy cosmopolita y encantarme la gran ciudad de Madrid donde nací, desde que me fui a trabajar a Málaga, hace poco más de un año, le encontré el gusto a vivir allí desde el principio. Málaga es una ciudad de luz, con un centro peatonal pequeñito con algún que otro rincón encantador donde poder tomar un vinito o un té. Una ciudad manejable como para moverte en bici sin muchos problemas, algo que me encanta a nivel ido.

img_6331

En la Alameda Principal de Málaga, una avenida con mucho tráfico y quioscos de flores, se encuentra la librería Luces, un buen sitio para perderse ojeando un ratito largo entre toda clase de libros.

Bueno, pues una mañana de viernes estaba yo haciendo unas gestiones por el centro y decidí pasar un ratito a la librería, realmente no iba con idea de comprarme nada, pero salí con tres libros: el tercer tomo de una trilogía que me estaba leyendo, Cuerpos Sucesivos de Manuel Vicent y El Cuento de Navidad de Auggie Wren de Paul Auster.

El libro de  Manuel Vicent, Cuerpos Sucesivos, me lo leí hace años y me flipó. Al parecer es un libro que ya no se encuentra muy fácilmente en las librerías (incluyendo grandes superficies como La Casa del Libro o la Fnac), así que hay que encargarlo y esperar. Pues eso fue lo que hice yo en Málaga en mayo, lo que pasa es que nunca fui a recogerlo (¿por qué? tardaría mucho en contarlo todo ;-)). Pero cuando hace cosa de un mes, esa mañana de viernes, entré en la librería Luces, se me encendió una luz y me acordé de mi libro, el que nunca recogí. Así que le pregunté a una dependienta por él y… ¡¡allí seguía!!, casi seis meses después me estaba esperando Cuerpos Sucesivos… un libro de amor sin pastel, de pasión, de vida…

Tan contenta como estaba con mi último libro de la trilogía y el de Manuel Vicent, me dirigí a la caja y de repente ¡¡lo vi!! un libro finito con tapas duras, con un canto de tela roja y unas ilustraciones muy llamativas. Lo cogí y vi que era un cuento de Paul Auster, ¿Paul Auster había escrito un cuento? ¿y de Navidad? no me lo creía, como que no me pegaba mucho conociendo la obra de este escritor norteamericano. Le eché un vistazo y guuuaaauuuuu, tenía unas ilustraciones preciosas y la historia parecía tener buena pinta. Así que me fui con mis tres libros 🙂

portada

Aprovechando estas fechas, os animo a leeros El Cuento de Navidad de Auggie Wren de Paul Auster, otro cuento para no tan niños, algo que ya os sonará de otra entrada, Las tres preguntas de Tolstoi, la primera en la categoría Papel. El Cuento de Navidad de Auggie Wren, se lee en nada, es original, curioso, asombroso y escrito de una manera muy natural. Yo me lo leí en un ratito de autobús y cuando terminé me entraron ganas de volver a empezar. La historia se ve apoyada por las geniales ilustraciones de Isol, una ilustradora de nacionalidad argentina que se ha abierto un hueco importante a nivel internacional.

Cuando el New York Times le encargó a Paul Auster un cuento navideño debió alucinar, de hecho él mismo afirmó sentirse abrumado por tal encargo. Pero, casualidades de la vida, resultó ser mucho más fácil de lo que en un principio parecía gracias a un amigo fotógrafo amateur, que tenía una historia realmente impresionante, algo que le sucedió una Navidad.  No os cuento más ¡¡animaos a leerlo!!

Feliz Navidad a todo@s

Read Full Post »

Madrid, ciudad de bullicio, de luces y cargada de pasado.

Una ciudad tan grande que siempre te da la oportunidad de hacer cosas nuevas si tienes los ojos bien abiertos y las ganas en buena forma. Qué gusto da pasear de noche por la Gran Vía y alrededores, tomar unos vinos por La Latina, ir de compras, remar en el estanque de el Parque del Retiro, cenar por Chueca, ir a conciertos multitudinarios y a otros a media luz, vivir noches infinitas que dan paso a mañanas muy cortas, descubrir los rincones más íntimos…

Entre edificios modernos se cuelan otros más antiguos como el del Círculo de Bellas Artes (1919), obra de uno de los arquitectos que más ha influido en la arquitectura madrileña, Antonio Palacios.

Hoy en día está destinado a realizar exposiciones de diferentes temáticas, ciclos de cine y espectáculos varios.

En la planta baja podemos tomarnos algo en la cafetería  “la pecera”, llamada así por sus amplios ventanales, cuyo aspecto vistos desde el exterior recuerdan al de una pecera. En el techo se encuentran las pinturas originales y unas lámparas de cristal impresionantes.

Si subimos siete pisos en un ascensor que tarda un buen rato llegaremos a la azotea. En ella se realizan conciertos y algunas sesiones de fotos. Cuenta con un bar (por lo menos en verano) donde tomar una cerveza o una copa disfrutando de las espléndidas vistas de Madrid. Además, en la azotea también hay un torreón que añade dos plantas más al edificio en el antiguamente se realizaban talleres; hoy en día está restringido al público (una pena :-() y una estatua de la diosa romana Minerva, que aunque en el proyecto de Palacios ya estaba no pudo ser instalada por problemas económicos hasta 1966.

Para mí no tiene precio un atardecer visto desde esta azotea, no sólo podéis contemplar algunos de los monumentos más emblemáticos de Madrid desde otra perspectiva sino que podréis ver cosas que obviamente paseando por la calle no será posible. Además, cuando el cielo empieza a tornarse hacia la gama de naranjas y rosas y la noche empieza a extender su manto, Madrid se transforma no dejando indiferente a nadie.

Os dejo un vídeo que he encontrado en youtube tomado desde esta azotea. Os animo a ir allí cuando tengáis un hueco, os cautivará.

Read Full Post »

A Virginia y José

Asako es un restaurante japonés que se encuentra en la calle Carretería nº 96 de Málaga. No es sólo comida japonesa al uso, sino que juegan con la fusión –asiática y mediterránea- y la innovación.

La comida no es que esté rica, es que está para morirse. El sashimi de salmón es el mejor que he probado en mi vida (y eso que he estado en Japón), tienen un uramaki que se llama Asako roll que es de cangrejo y aguacate, cubierto de ventresca de atún y foié flambeado, aderezado con reducción de Pedro Ximenez, uufffff…… sin palabras, los postres IMPRESIONANTES, vamos que yo no le encuentro ninguna pega. (Que conste que no conozco al dueño). Sitio obligado si vais a Málaga y os flipa este tipo de comida.

Y como siempre, los lugares no son sólo lugares, no son espacios sin vida y sin recuerdos. Este restaurante me trae un montón de buenos momentos compartidos con personas importantes para mí, tengo fotografías mentales de lo que viví y sentí, no lo olvido, están conmigo. Ojalá el destino (o la Junta de Andalucía ;-)) me haga volver a vivir allí otra vez.

Asako, algo más que un restaurante, algo más que comida original.

Dulce Málaga y las personas que me cuidaron.

Read Full Post »

Older Posts »